Cibervigilancia laboral. La polémica aplicación Hubstaff que ayuda a las organizaciones a “espiar” los movimientos de los empleados a cada segundo en el teletrabajo.

-

Por Genaro Delgado – Cofundador de </cyberwag>

Desde el mes de marzo de este accidentado año 2020, los usuarios y clientes del software Hubstaff se han triplicado, esto de acuerdo a una entrevista concedida a The New York Times a Dave Nevogt, su CEO fundador.

Cabe recalcar que como este tipo de software ya existían desde hacía años, sin embargo el teletrabajo no había sido tan popular como hasta ahora.

¿Qué ofrece Hubstaff? 

Un “agente” informático que da seguimiento a profundidad de los movimientos de los empleados a cada segundo.

Hubstaff realiza un estudio detallado de todo lo que hace el empleado en un día. Resumen y gráficas con el tiempo que ha pasado trabajando; análisis de la productividad de cada día; capturas de pantalla y registro de todas las webs y aplicaciones que usa y cuánto tiempo pasa en cada una de ellas, entre otros.

Además, el “agente” incluye seguimiento por GPS, pensado para los vendedores y demás empleados cuyo trabajo depende de hacer rutas, controlando a dónde van y cuánto tiempo pasan en cada destino.

La tecnología plantea preguntas espinosas de privacidad sobre dónde los empleadores trazan la línea entre mantener la productividad de una fuerza laboral confinada a su hogar y una vigilancia espeluznante. Por ejemplo datos e imágenes que pueden violar la intimidad de la persona vigilada, un correo personal, una llamada familiar, incluso datos bancarios. 

Los trabajadores saben que están siendo vigilados, por lo que no viola la privacidad

Dave Navegot en la entrevista para The New York Times

Los defensores de la privacidad y protección de datos advierten sobre una repetición de la “administración científica” de Frederick Winslow Taylor  de hace un siglo. El instrumento de medida de Taylor era el cronómetro, utilizado para cronometrar y monitorear cada movimiento de un trabajador. Sus estudios de tiempo y movimiento determinaron la mejor manera de hacer el trabajo.

Inicialmente, el taylorismo fue aclamado como una fuerza progresiva que liberaría a los trabajadores del capricho de los jefes autocráticos y beneficiaría a todos. Pero sus ideas se simplificaron y endurecieron en un dogma acelerado utilizado por los jefes, y los trabajadores lo odiaron.

¿Será este el principio y el resultado esperado de los agentes de vigilancia telemática en la era digital?

Si quieres conocer más sobre el negocio de la Vigilancia Cibernética, te invito a leer el artículo: Vigilancia cibernética – Plataformas que nos espían a cambio de servicios digitales “gratis”

Share this article

Recent posts

Popular categories

Recent comments